Libertad o esclavitud

Luis Humberto

 

Resultado de imagen para esclavitud pensamiento

Panoramas de reflexión

 

“Pensar está ahora mismo prohibido. Sin embargo, es un acto de libertad que sigue siendo imprescindible”. Noam Chomsky. “Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla”. Sigmund Freud. “Rompamos el marasmo en el que nos hemos sumergido, cultivemos el espíritu de la educación, la cultura, la buena lectura y practiquemos un consumo responsable”.

 

“Tomar conciencia de que son las ideas lo que está en el origen de nuestra realidad material. Si no nos gusta lo que hemos proyectado fuera tenemos que revisar las creencias que están en el origen de nuestras creaciones. Y este trabajo, (que lo es, y muy intenso), si lo queremos llevar a cabo por nosotros mismos requiere de tiempo, silencio y reflexión. Por tanto, debemos seleccionar con cuidado las semillas que colocamos en la mente; podemos elegir mensajes que nos hacen sentir pequeños o, por el contrario, los que nos ponen en contacto con todo nuestro potencial. Es una decisión. Las estrategias de los medios de comunicación (prensa y televisión) de manipulación mediática están dirigidas a ser de nosotros marionetas al servicio de un poder superior. Nos corresponde decidir si queremos ese u otro futuro para nosotros. La situación crítica ante la que se halla nuestra civilización necesita que un porcentaje de población acepte el reto de sembrar en sus mentes, y regar con sus actos, la semilla de aceptarse a sí mismos como consecuencia creadora ilimitada capaz de crear un mundo de equilibrio y armonía para todos. Cada uno de nosotros ejerciendo su soberanía individual, puede decidir si quiere unirse a ese grupo de población, que desea aliarse con las fuerzas de la evolución para hacer realidad ese objetivo”.

 

La adaptación que Florencio García Sánchez hace en el texto anterior se refiere a la excesiva manipulación mediática que ejercen los principales consorcios del ramo del periodismo, la publicidad y los espectáculos, en contubernio con un “Poder Superior”. Para pretender automatizar, graduar y controlar nuestro pensamiento, volvernos pacientes, insolventes, mediocres, a través de diferentes estrategias de manipulación mediática ya expuestas por el Lingüista estadounidense Noam Chomsky y que son las siguientes: 1)Distracción, 2)creación de problemas con posterior solución (Problema-reacción-solución), 3)Gradualidad (cuentagotas), 4)Convencimiento de que es mejor aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato, 5)La estrategia de considerarnos como criaturas infantiles, 6)La de exaltarnos el aspecto emocional más que la reflexión, 7)La de mantenernos en la ignorancia y la mediocridad, 8)La de hacernos complacientes con la mediocridad, 9)La de reforzarnos la auto-culpabilidad, y 10)La estrategia de tratar de conocernos mejor que nosotros mismos. Estrategias todas que se refuerzan y se complementan, corno ya se dijo, con los medios masivos de comunicación para dirigirse a nosotros con un desmedido poder de manipulación, ya que nos hemos vuelto adictos, si, adictos a la televisión, a la Internet, al celular, a la música barata, gracias a su esfuerzo mediático manipulador, donde pulula la excesiva publicidad y espectáculos diversos plagados de mediocridad.

 

Y usted decide si continúa perdiendo su valioso tiempo de esparcimiento con tanta mezquindad, que no vale la pena citar ejemplos porque usted sabe muy bien a qué me refiero, pues es trasmitida a nosotros por todos los medios posibles, tratan de aprisionar nuestra conciencia. O bien, prefiere cultivar su espíritu con la buena lectura y las artes. Usted tiene la palabra. Usted decide su esclavitud o libertad. ¿No lo cree usted así amigo lector? Piénselo un poco. Que tenga un buen día.

Tomado de: http://diarioelmartinense.com.mx/opinion/65297-panoramas-de-reflexion-260.html

Los Papeles del Pentágono-Hannah Arendt: “El objetivo era conquistar, mediante la mentira y la manipulación, las mentes del mundo”.

“No era más que una excusa basada en un montón de mentiras. Lo que realmente se proponía Estados Unidos era conquistar las mentes del mundo”

 

Por Javier Cortines
Hannah Arendt (1906-1975), una de las pensadoras más importantes del siglo XX, tuvo la ocasión de analizar los Papeles del Pentágono (que tratan de las mentiras que se contaron para justificar la intervención de EEUU en la Guerra de Vietnam). Dichos Documentos (1), como los llama ella, fueron publicados por el diario The New York Times, en junio de 1971.

Un total de 36 personas “inteligentísimas”, llamadas por Hannah Arendt “profesionales de la resolución de problemas”, emplearon todas sus energías en “demostrar científicamente” que era perentorio intervenir en la Guerra de Vietnam, ya que era vital “acabar con la conspiración comunista” tramada por la URSS y China (países por aquel entonces enfrentados) y con “la altísima posibilidad” de que “esa ideología maligna se expandiera por efecto dominó a escala mundial”.

Arendt subraya que “eso no era más que una excusa basada en un montón de mentiras. Lo que realmente se proponía Estados Unidos era conquistar las mentes del mundo” (…) Se decidió machacar a un país débil y sin ningún valor estratégico para presentar a los EEUU como ‘el gran médico’ y ‘salvador del mundo’ (…) Como el aniquilador del ‘diablo rojo’. Se trataba de conseguir la veneración y el liderazgo mundial ‘in perpetuum’.

El equipo que elaboró Los Papeles del Pentágono (historiadores, oficiales del Ejército, politólogos, etc.) puso todo su empeño en manipular la verdad, con una frialdad sobrecogedora, “con tal de conseguir sus objetivos”- afirma Arendt, autora, entre otras muchas obras, de “Los orígenes del totalitarismo” y “La condición humana”.

El mismo Secretario de Defensa Robert S. MacNamara, quien ordenó ese trabajo en 1967, dijo:

No resulta agradable ver cómo la mayor superpotencia del mundo asesina o hiere gravemente a miles de civiles cada semana, mientras intenta someter a una pequeña nación atrasada por motivos que generan una gran controversia (2).

“Los profesionales de la resolución de problemas”, que hicieron un ciclópeo trabajo condensado en 47 volúmenes (7.000 páginas) sólo consideraron “un límite” -enfatiza Arendt-: “cómo soportaría la opinión pública estadounidense la pérdida de vidas norteamericanas”.

Una vez publicados los Papeles del Pentágono por “The New York Times” y “The Washington Post” (entre otros grandes periódicos, en 1971), la Administración de Nixon-Agnew organizó una campaña, dirigida por Herb Klein, jefe de comunicaciones de la Casa Blanca, “para destruir la credibilidad de la prensa en las elecciones de 1972”, explica Arendt.

El Gobierno de Richard Nixon tomó conciencia de que era prioritario “la creación de imágenes como política global, como conquista de la mente de las personas, en lugar de la conquista del mundo”. Evidentemente eso es – subraya Arendt- (alumna y amante de Martin Heidegger) “algo nuevo en el arsenal de las estupideces humanas registradas por la historia”.

En 8 de junio de 1972 se publica la foto de la niña del Napalm y la incursión de los EEUU en Vietnam se desmorona como un castillo de naipes con todas sus mentiras. La determinación del guerrillero venció a un gigante que, al no estar convencido de nada, ni motivado, tenía pies de barro.

La niña vietnamita Kim Phuc huyendo del horror del Napalm el 8 de junio de 1972

La autora, una de las figuras más relevantes de la teoría política del siglo pasado, relata:

Al final, cuando todas las señales anunciaban la derrota, el objetivo no fue ya evitar una derrota humillante, sino hallar la forma de evitar admitirla y “salvar la cara”.

Con la imagen de Kim Phuc, grabada a sangre y fuego en la mente y memoria histórica de la humanidad, se acelera el fin de la ominosa intervención estadounidense en Vietnam (1964-1975), guerra iniciada con “mentiras flagrantes y la gélida manipulación de la opinión pública” que concluyó con 58.000 bajas norteamericanas y, entre tres y seis millones de muertos (gran parte de ellos civiles) por el lado vietnamita.

-1-Su ensayo “Reflexiones sobre los Documentos del Pentágono” (págs. 81-142) está incluido en la obra “Verdad y Mentira en Política” (Ed. Página Indómita, enero 2017).

-2-Ibíd. P. 83.

 

Tomada de: https://contrainformacion.es/los-papeles-del-pentagono-hannah-arendt-objetivo-conquistar-mediante-la-mentira-la-manipulacion-las-mentes-del-mundo/

Almas depredadoras

 

Por: La Bruja Boba

Resultado de imagen para cristal roto

Van y vienen, no se detienen

Muerden, saborean, catan y digieren

Muerden porque arrancan un pedazo del corazón

Saborean porque obtienen la esencia del ser

Catan porque eligen entonces si seguir en esa alma o irse a otra

Digieren porque no escupen, se tragan aquello que les falta.

No las ves venir, tampoco las adviertes hasta que ya es tarde.

Emanan y ventilan confianza, es su veneno.

Mientras yo me inundo de tranquilidad, tú me ofreces flotador de esponja

Me agarro, parece firme, es de colores y en su inicio flota

Pero el flotador no tarda en succionar la tranquilidad, esa especie de líquido amniótico

Hace su trabajo, como herramienta de alma depredadora, no se le debe hacer responsable por su obrar.

El responsable es quien toma el flotador, yo.

El responsable es quien pone el cuerpo para que le arranquen el pedazo.

El culpable es que quien deja que le saboreen cada vez que habla, dejando su esencia expuesta, sale por el orificio por donde muere el pez.

El reo de su mal es, quien permite que le tasten para que sea el otro quien decida si quedarse ahí o abandonar.

El delincuente es quien permite ser digerido y se queda observando cómo se quedan con aquello que alguna vez ofreció como regalo pero no como sacrificio.

Lo absurdo es darse, es confiarse, es abrirse sabiendo que el final inminente es desmoronarse.

Pero la bruja carece de vacunas, se mueve y respira por pasión, por inspiración.

La bruja no advierte al alma podrida ni depredadora, apuesta por convicción

Es inundada por alegría, y ahí toma la mala decisión… la bruja es bruja porque sabe cómo terminará la historia, pero es boba por permanecer sin protección.

Con el alma nuda, con el pecho frágil, con fracturados huesos por esternón.

 

Recibido en Grupo Appeler

León sienta en el diván a la era de internet

Hiperconectados, consumistas, adolescentes de edad adulta, niños y niñas a los que se les quiere borrar el malestar sin saber qué les pasa… Los síntomas del siglo XXI se analizan en León en una nueva edición del ciclo Tertulias, Pensamiento y Psicoanálisis

ANA GAITERO | LEÓN
23/01/2018

«Entendernos mejor a nosotros mismos». Este es el propósito de la cuarta edición de tertulias que comenzará el próximo viernes 26 de enero a las 19.00 horas en el Salón de Actos de del Ayuntamiento (entrada por la calle Alfonso V), organizadas por las psicoanalistas María Dolores Navarro y Blanca Doménech con la colaboración de la Universidad de León y el Colegio de Psicología de Castilla y León.

Resultado de imagen para tecnología y diván

«Entendernos mejor en medio de cambios vertiginosos, sobre todo tecnológicos, que nos plantean cada día nuevos desafíos de adaptación si no queremos sucumbir o quedarnos desfasados en el tiempo que nos ha tocado vivir», explican las directoras.

«Adaptarnos a este torrente tecnológico puede significar la pérdida de nuestras seguridades básicas», advierten. Por eso, este cuarto ciclo de tertulias aborda «algunos aspectos problemáticos de esta sacudida que genera? nuevas formas de vincularnos socialmente, de vivir las pérdidas afectivas y los duelos, nuestra relación con la muerte, angustia en las familias, cuestionamiento de los modelos paternos, etc», explican.

La influencia de las nuevas tecnologías en las vidas de la gente que habita el siglo XXI permea todas las ponencias que se podrán seguir desde enero hasta mayo, ya sea como público profano o como estudiantes con derecho a créditos o méritos para quien se matricule oficialmente. Porque no es oro todo lo que reluce detrás del universo 4G, 5G o 6G, ni la hiperconexión proporciona siempre el conocimiento que «nos libera y nos hace conscientes de nosotros y del mundo en el que vivimos», añaden Doménech y Navarro.

«Las nuevas tecnologías han percutido también en nuestros esquemas mentales y nos han sumergido en un supermercado de información en el que no es oro todo lo que reluce ni es equiparable la posibilidad de acceder a una información fragmentaria con el verdadero conocimiento», subrayan.

El ciclo mantiene su espíritu fundacional de conectar la actualidad con los problemas del tiempo presente, así como con el pensamiento y el psicoanálisis. «Buscamos crear un lugar de reflexión con calma para pensar y concedernos un espacio», añaden.

Divulgativas, pero serias, indican las directoras, las tertulias son también un espacio de divulgación y reivindicación del psicoanálisis, una disciplina de la que muchos hablan y pocos conocen. «Nuestra intención es también derribar prejuicios y esa idea caricaturesca del psicoanálisis», señalan. «Las personas que trabajan con psicoanálisis son gente muy preparada, y con un verdadero deseo de transmitir algo verdadero», apostillan.

Los cambios en la subjetividad humana que provocan las sucesivas novedades tecnológicas son el tema de la ponencia inaugural de las tertulias, a cargo del psicoanalista de culto Fabián Appel. La creación sin límite a que invita el mundo hiperconectado del siglo XXI tiene su «correspondiente invitación a un goce también ilimitado», señala el psicoanalista argentino afincado en Madrid. Irremediablemente, o no, la identidad del sujeto «estalla en una multiplicidad identificatoria sostenida por la consigna del ‘todo posible’».

Internet plantea el espejismo de que todo es posible, pero la filosofía sigue ahí para retar a las redes cibernéticas. La ponente Silvia Carrasco plantea si realmente «¿ha mejorado nuestro conocimiento, nuestra cultura, su trasmisión, su intercambio?».

En torno a estas y otras cuestiones se intenta reflexionar en la conferencia, con la intención de seguir manteniendo vivas las preguntas y sin ninguna pretensión de encontrar respuestas eficaces, definitivas…verdaderas acaso. «Es en la región de la pregunta y la duda donde la filosofía palpita viva», precisa.

Caen los modelos paternos

La construcción de la adolescencia en este nuevo tiempo, el paso de la niñez a la adultez de lo familiar a lo social, es abordado por Eva Van Morlegan con una idea de partida. Los modelos paternos que existían hasta ahora ya no sirven.

El cuestionamiento que sufren los padres y los riesgos a los que se enfrentan los adolescentes como el abuso del alcohol, drogas y la exposición a situaciones peligrosas hace que con frecuencia padres e hijos requieran de la intermediación de un tercero para tratar de entenderse.

Abordará aspectos como por qué el adolescente tiende a cuestionarlo todo y si es posible o no que no haya conflictos entre padres e hijos. También surge el dilema de por qué la adolescencia se prolonga más allá de las edades oficiales. ¿Se trata de la tan cuestionada infantilización de la sociedad?

El duelo y el enfrentamiento a las pérdidas en una sociedad capitalista y regida por los mercados es otro de los debates que se traen a las tertulias de la mano de Ángela Baicaicoa. ¿Qué es un duelo hoy, en la era en que la tecnología y el consumismo parece que todo lo tapan?

Con la última conferencia, de María Dolores Navarro, se alcanza a otra franja de la población en el ojo del huracán de los síntomas del siglo XXI: la infancia. Los problemas de los niños y niñas que inquietan en casa y en la escuela. Problemas de orden físico, síntomas de otros problemas. «A veces son cosas que tienen que ver con el desarrollo evolutivo y que desaparecerán sin intervención alguna; sin embargo en otras ocasiones se trata de puntas de iceberg que ocultan problemas de mayor o menor importancia que será necesario abordar con la ayuda de un profesional. En estos casos el paso del tiempo suele jugar como factor en contra», explica la psicóloga y psicoanalista.

 

Tomado de: http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/leon-sienta-divan-era-internet_1220729.html

El goce del vergonzoso

La vergüenza, un afecto crucial en la práctica analítica
El autor analiza las coordenadas estructurales de la vergüenza, la timidez y el pudor. La vergüenza como modo de respuesta ante la mirada del Otro.

La vergüenza es un afecto crucial en la práctica analítica. En principio, porque es un indicador prístino de la división subjetiva, al punto de que el sujeto avergonzado vacila en la situación de sentirse descubierto y, eventualmente, se detiene en su decir y calla. Por lo tanto, a primera vista, la vergüenza pareciera una especie de obstáculo concreto para el cumplimiento de la regla fundamental del psicoanálisis, la asociación libre, ya que facilitaría cierto “disimulo” por parte del analizante. En estos términos lo entendía Freud cuando se refería a la “insinceridad consciente” que puede estar a la base del carácter fragmentario y reticente del discurso del neurótico.

Vergüenza, timidez y pudor

No obstante, cabría preguntarse si acaso la timidez y la vergüenza realizan la misma contribución, cuando podría pensarse que no son idénticas entre sí. Asimismo, podría añadirse un tercer elemento en la consideración y pensar, por ejemplo, en el pudor. ¿Cuáles son las coordenadas estructurales de la vergüenza, la timidez y el pudor?

En sus Tres ensayos de teoría sexual, Freud se refiere en diversas ocasiones a la vergüenza, como una de las resistencias ante la pulsión, esto es, como uno de los diques psíquicos que se constituyen en el período de latencia y que inhiben la sexualidad, al punto de calificar a la vergüenza como una formación reactiva. Vergüenza, asco y escrúpulos morales son el saldo de este modo de sublimación; y, entonces, cabe preguntarse si acaso el asco no indica una referencia indirecta al pudor, es decir, la violencia ejercida contra el pudor suele producir ese efecto: con estas coordenadas podría considerarse el síntoma del asco en el caso Dora, cuando el Sr. K. le solicita que lo espere junto a la puerta que daba a la escalera y, a al pasar, junta su cuerpo contra el de ella y le estampa un beso que produce, en la joven muchacha, un “violento asco” (Freud, 1905, 26). Podría pensarse que esta escena demuestra que el pudor (al igual que la vergüenza) también requiere de la participación del otro, pero sus coordenadas serían distintas.

Si en la vergüenza la barra recae sobre el avergonzado de modo directo, frente al sentimiento de sentirse mirado, en el pudor es precisa una condición suplementaria: que el otro actúe una forma de transgresión (incluso cuando dicho acto no sea más que la realización de un deseo). En estos términos puede entenderse una referencia de Lacan en “Kant con Sade” (1962), cuando sostiene el carácter amboceptivo del pudor, que para ser violentado en uno no necesita más que un acto en el otro.

De este modo, el asco (el ataque al pudor) es un efecto de la presencia ante un modo de satisfacción en el otro, un supuesto goce en el Otro, que no puede reconocerse como propio. En la vergüenza, en cambio, la división del sujeto tiene la dimensión de lo in fraganti, de una revelación súbita de la intimidad, en la que es sorprendido un goce escondido o un deseo inesperado.

Por último, respecto de la timidez, cabría añadir que se trata de una posición subjetiva que prácticamente no ha sido estudiada en psicoanálisis, con la excepción de unos pocos artículos, entre ellos, uno de Winnicott (1938), quien distingue una timidez normal (ligada, eventualmente, a la retracción de un duelo) y una patológica, o sintomática, vinculada a cuestiones persecutorias. En este último caso, la timidez responde a temores de ser perseguido –nuevamente, es la dimensión omnipresente de la mirada la que se pone en juego.

La mirada de la vergüenza

En la clase del 17 de junio de 1970, en el seminario 17, Lacan presenta la idea de una “vergonzontología”, neologismo que juega en francés con los términos “vergüenza” (honte) y “ontología” (ontologie). Para el psicoanálisis, la ontología se defrauda en la vergüenza, en la medida en que el estudio del ser del sujeto siempre queda confrontado con la falta, dado que el significante no puede decir su ser íntimo, aquella satisfacción a la que está fijado y, ocasionalmente, desconoce.

En este seminario, Lacan articula la vergüenza con el discurso universitario. En términos generales, el discurso universitario puede ser definido a partir de la imposición del trabajo de tener que develar las coordenadas que un saber encubre. No obstante, y esto es lo que diferencia esta estructura del discurso del Amo (en el que el saber se encuentra expuesto), lo que se produce en el discurso universitario es la división subjetiva de aquel que, en posición de objeto, no hace más que verificar su falta respecto de este saber. El que quiere saber (o, mejor dicho, quien debe saber), todo el tiempo descubre, como su verdad, que no sabe (tanto como lo esperado). Y esto también obedece a motivos estructurales, ya que el discurso universitario tiene como agente la represión de las coordenadas del saber en cuestión.

No obstante, esta perspectiva no permite avanzar respecto de la articulación entre mirada y vergüenza, a pesar de que la relación entre vergüenza y mirada es presentada por Lacan desde el comienzo de su enseñanza. Así, por ejemplo, en el Seminario 1 se afirma la idea de una “fenomenología de la vergüenza, del pudor, del prestigio, del temor particular engendrado por la mirada” (Lacan, 1953-54, 314). En este contexto, el referente específico para dar cuenta de la cuestión es J.-P. Sartre y el apartado “La mirada” de El ser y la nada (1943).

El “ser descubierto” de la mirada es sólo un modo de respuesta ante la mirada del otro; también podría haberse pensado en el orgullo (y así lo propone Sartre, junto con la posibilidad del miedo), como una forma de responder a la división subjetiva de la mirada.

La vergüenza es un modo de respuesta ante la mirada del Otro. No obstante, la mirada no es la visión de un semejante concreto, sino que plantea una trascendencia respecto del partenaire especular y supone una nueva dimensión: el otro como objeto de semejanza, o de eventual agresividad, queda suspendido, entre paréntesis, y el sujeto queda reducido a un objeto para alguien que no es o, mejor dicho, para Otro que es “pura libertad”, como la que tiene la mantis religiosa en el ejemplo propuesto por Lacan en el seminario 10 para hablar de la angustia.

En este punto, podría decirse que la vergüenza supone un pasaje por la angustia, propio de la división subjetiva, pero también es una respuesta a esta última, en la medida en que hace consistir un modo de satisfacción en que el sujeto se reconoce como descubierto. En última instancia, lo que cabría añadir es que dicho “dar a ver” se realiza ante una forma indeterminada del Otro. “¿Qué va a pensar de mí?”, suele preguntarse el avergonzado.

En un artículo como “El creador literario y el fantaseo” (1908) Freud ya se había referido al paseante que camina por la calle envuelto en sus ensoñaciones, con una sonrisa dibujada en el rostro. Se trata de una situación harto conocida, a la que cabría añadir el detalle de que estos fantaseadores suelen esconder sus gestos al caminar (miran para abajo, desvían la mirada, etc.). Ahora imaginemos la posibilidad de que uno de ellos sea sorprendido e interrogado por alguien que le dijera: “¡Qué bonito reírse de esas cosas!”. El efecto no se dejaría esperar: la más inclemente vergüenza inundaría el rostro del sujeto. Esta intervención, que se yergue como una referencia a un saber supuesto en el Otro, restituye el goce de la mirada. En todo caso, podría decirse que si el goce de la visión consiste en la metonimia de apuntar a lo que no se ve (a través de un develamiento continuo), la mirada (en este caso, a través de la vergüenza) es una forma de restitución del objeto perdido. He aquí el goce del vergonzoso.

* Psicoanalista, doctor en Psicología y Filosofía por la UBA. Coordinador de la Licenciatura en Filosofía de UCES. Este texto es un anticipo exclusivo del libro El goce de la mirada. Acting out, sueño y recuerdo encubridor editado por Nube Negra.

 

Tomado de: https://www.pagina12.com.ar/88330-el-goce-del-vergonzoso

Una máquina detecta una futura psicosis sólo con oírte hablar

La psicosis supone una escisión de la realidad. En esa palabra caben muchos comportamientos y síntomas, pero en la manera de hablar los psiquiatras a veces toman puntos de referencia para evaluar a pacientes con cuadros psicóticos. Ahora, una aplicación informática puede anticiparse al facultativo.

Resultado de imagen para escucha psicosis

Tras darle a un ordenador grabaciones de entrevistas con jóvenes en riesgo de padecer este trastorno, la máquina pudo predecir en 83 de cada 100 casos un brote psicótico con hasta dos años de antelación. El ordenador detectaba perturbaciones en el flujo del habla.

Este mismo clasificador de lenguaje fue capaz de predecir el inicio de la psicosis en una segunda muestra en riesgo, con un 79% de precisión. Pudo, también, discriminar el habla de individuos con psicosis de individuos sanos con una precisión del 72%.

Los resultados del estudio se han publicado en World Psychiatry. En conjunto, los resultados de este estudio sugieren que esta tecnología tiene el potencial de mejorar la predicción de la psicosis y otros trastornos.

Sutil pero persistente

El pensamiento desorganizado, un síntoma de la psicosis, se evalúa regularmente mediante evaluaciones clínicas del habla basadas en entrevistas. Se caracteriza por el lenguaje tangencial, la flojedad de las asociaciones y la reducción de la complejidad del habla. Si bien puede ser lo suficientemente grave como para perjudicar la comunicación efectiva, la alteración del lenguaje es más típicamente una característica sutil pero persistente que puede estar presente antes de la aparición de la psicosis en los jóvenes en situación de riesgo.

Este estudio examinó las transcripciones de entrevistas con jóvenes en riesgo en dos grupos diferentes. Uno, en la ciudad de Nueva York, con 34 participantes. Otro, en Los Ángeles, con 59 participantes, para quienes se sabía del inicio de la psicosis en los dos años siguientes.

Los resultados son emocionantes.  Esta tecnología puede ayudarnos a prevenir la psicosis.

Las transcripciones se analizaron por computadora utilizando métodos automáticos de procesamiento del lenguaje natural, para determinar las diferencias en el habla entre los que desarrollaron psicosis y los que no.

“Los resultados de este estudio son emocionantes porque esta tecnología tiene el potencial de mejorar la predición de la psicosis y, en última instancia, ayudarnos a prevenir la psicosis al ayudar a los investigadores a desarrollar estrategias de entrenamiento que se dirijan a los déficits cognitivos que pueden subyacer a la alteración del lenguaje”, dijo el primer autor del estudio, Cheryl Corcoran, profesor asociado de psiquiatría, líder del programa del Icahn School of Medicine en el Hospital Monte Sinaí.

“En términos más generales, el lenguaje y el comportamiento son las principales fuentes de información para que los psiquiatras diagnostiquen y traten los trastornos mentales”, dijo el Dr. Corcoran. “Ahora hay nuevos métodos automáticos para caracterizar comportamientos complejos, como el lenguaje. El habla es fácil de recoger y poco costosa de analizar usando aplicaciones informáticas. Esta tecnología podría aplicarse a través de la psiquiatría, y de manera plausible en otros campos de la medicina”.

 

Fuente: https://www.elindependiente.com/futuro/2018/01/22/un-ordenador-detecta-una-futura-psicosis-solo-con-oirte-hablar/

Salud Mental participa en el concurso ‘Jóvenes y psicosis’ con el proyecto ‘Te quiero contar’, para la detección precoz de problemas mentales

La iniciativa, que se puede votar por internet hasta el 21 de enero, propone generar vídeos de testimonios para contribuir a dar visibilidad a la enfermedad mental

Pamplona/Iruña, 17 de enero de 2018

El área de Salud Mental del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O) participa en el concurso ‘Jóvenes y Psicosis’ con el proyecto ‘Te quiero contar’, que propone la elaboración de vídeos con testimonios de pacientes que hayan sufrido primeros episodios de psicosis. El objetivo es que su experiencia se pueda utilizar como material de trabajo en Atención Primaria para contribuir a dar visibilidad a este tipo de trastornos y fomentar su detección precoz.

Este premio, concebido para mejorar la asistencia en jóvenes con psicosis, es fruto del trabajo multidisciplinar desarrollado durante los tres últimos años por distintas entidades científicas y de pacientes, entre las que destacan la Asociación Española de Enfermería de Salud Mental (AEESM), la Asociación Española de Psiquiatría del niño y el adolescente (AEPNyA), la Sociedad Española de Psiquiatría, la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (Cibersam).

En total, al concurso se han presentado 31 propuestas que se pueden votar a través de internet hasta el próximo 21 de enero. Un jurado multidisciplinar integrado por representantes de organizaciones de pacientes y familiares, sociedades científicas y representantes de la Administración valorará la mejor candidatura entre las cinco propuestas más votadas por el público. La propuesta ganadora recibirá una dotación de 30.000 euros para llevar adelante el proyecto.

El proyecto de Navarra, impulsado en el marco del Programa de Primeros Episodios Psicóticos, cuenta con una memoria explicativa y un vídeo de presentación que destaca el valor de los testimonios de las personas afectadas como material de abordaje terapéutico, para desestigmatizar los trastornos mentales y contribuir así a un mejor desarrollo personal y social de quienes los padecen. Bajo la invitación “Queremos que sean ellos quienes manden un mensaje a la sociedad”, el proyecto pretende dar voz a las dificultades que se encuentran estas personas en el ámbito familiar, social, de pareja, educativo o laboral.

La propuesta ganadora se desvelará en el encuentro ‘Jóvenes y Psicosis 2018: ¿Qué podemos hacer?’, en el que está prevista la presentación del Libro Blanco para la intervención temprana en psicosis, en cuya elaboración ha colaborado el área de Salud Mental del SNS-O.

Problemas que afectan al 3% de la población

La propuesta navarra a concurso busca desechar mitos y dar visibilidad a los sentimientos e inquietudes que tienen las personas que comienzan a experimentar trastornos psicóticos, un grupo heterogéneo de problemas mentales caracterizados por los denominados síntomas positivos y negativos, que van desde los delirios, las alucinaciones, la desorganización del pensamiento y conductas anómalas que dificultan el desarrollo personal y social de las personas que los padecen. Estos trastornos afectan al 3% de la población y están entre las enfermedades mentales potencialmente más graves y que más discapacidad ocasionan.

Con esta propuesta, se pretende que personas que han sufrido un primer episodio psicótico elaboren, con el apoyo de profesionales, un material audiovisual y escrito que luego se trabajará en distintos centros de Atención Primaria, una red que el SNS-O considera clave para la detección precoz de estas dolencias. De esta manera, se persigue acercar el conocimiento directo de la experiencia a los y las profesionales sanitarios, para mejorar su diagnóstico inicial y la atención a las necesidades de salud de las personas afectadas de psicosis. Además, el proyecto pretende empoderar y dar voz a los participantes, al mismo tiempo que satisfacer sus necesidades de empleo.

Fuente: https://pamplonaactual.com/salud-mental-participa-concurso-jovenes-psicosis-proyecto-te-quiero-contar-la-deteccion-precoz-problemas-mentales/